Revillagigedo, Nueva Era para la Conservación en México

México nunca se consideró merecedor de conservar estrictamente su alucinante riqueza biológica y paisajística. El interés público por la conservación de Parques Nacionales y Reservas de la Biósfera, en tierra, siempre se supeditó a los intereses de propietarios, fueran estos ejidatarios, comuneros o individuos. Recordemos que la Reforma Agraria del siglo XX enajenó prácticamente todo el patrimonio territorial del Estado. Casi nada quedó como patrimonio público de tierras para la conservación, acceso y disfrute de la mayoría de los ciudadanos que no fueron beneficiados con la política agraria.

Por su parte, en los mares de México, si bien durante los años noventa inició un importante esfuerzo de conservación, éste quedó acotado por intereses de la industria pesquera. La explotación de especies y ecosistemas marinos se mantuvo a pesar de declaratorias de Parques Nacionales o Reservas de la Biósfera, y también, a pesar de la tragedia ecológica causada por una actividad pesquera plagada de ilegalidad y ajena a regulaciones eficaces del Estado. Se han multiplicado pescadores, esfuerzo pesquero y artes de pesca terriblemente depredadoras y poco selectivas, que arrasan con fondos marinos, arrecifes, aguas costeras y oceánicas, llevando al colapso a numerosos ecosistemas, y poblaciones de organismos marinos y pesquerías, e incluso a extinciones. El poder avasallador de intereses pesqueros quedó de manifiesto hace un año cuando grandes Reservas de la Biósfera en el Pacífico y en el Caribe fueron emasculadas, limitando su vigencia sólo a partir de ¡profundidades mayores a 800 metros! con la finalidad de no interferir en la explotación pesquera. Fue algo que causó desconfianza y muchas sonrisas suspicaces en la comunidad conservacionista nacional e internacional. Ello, con todo y que no era tan ilógica la motivación de proteger ecosistemas marinos profundos de una futura (casi en ciencia ficción) explotación minera a miles de metros de profundidad. No de la industria petrolera, ya que tales áreas probadamente carecen de yacimientos de hidrocarburos.

Rompiendo con los candados a la conservación impuestos por los intereses pesqueros, el día de hoy, el Presidente de la República firma el Decreto de creación del Parque Nacional de Revillagigedo, hecho sin precedente en la historia de la conservación en nuestro país. La importancia del Archipiélago Revillagigedo es reconocida mundialmente, y se equipara con las islas Galápagos. Se encuentra en la confluencia de grandes corrientes marinas del Pacífico norte y sur, en un escenario de complejas montañas submarinas, de gran productividad, y de surgencias y vórtices que transportan y distribuyen enormes cantidades de nutrientes del fondo del mar a la superficie. De ahí su asombrosa biodiversidad y riqueza. El Archipiélago es también un peldaño estratégico en el corredor biológico que soporta a muchísimas especies y que abarca desde el Mar de Cortés y las islas del Pacífico Norte de México hasta las propias Galápagos, incluyendo a las Islas Marías, Clipperton, Coco, Mal Pelo, y Cohíba, enlazando aguas de México, Costa Rica, Panamá, Colombia y Ecuador.

El nuevo Parque Nacional tiene una superficie extraordinaria de casi 15 millones de hectáreas que incorpora a las islas Socorro, Clarión, Roca Partida y San Benedicto, en una evolvente de 40 millas náuticas a todas ellas. Claro, y protege toda la columna de agua, desde la superficie hasta los fondos oceánicos. Será el Área Natural Protegida más grande de América del Norte; y lo más importante, el Decreto prohíbe totalmente la pesca, comercial y deportiva – algo nunca establecido en México y esencial para una conservación integral y a perpetuidad. (No obstante, la feroz oposición de la industria atunera y flotas palangreras). El Decreto veda todo tipo de explotación de recursos naturales, al igual que la construcción de infraestructura turística. Enhorabuena para México y el planeta.

https://www.eleconomista.com.mx/opinion/Revillagigedo-nueva-era-para-la-conservacion-en-Mexico-20171124-0009.html

https://www.facebook.com/GabrielQuadri/

 

No hay comentarios

Agregar comentario

A %d blogueros les gusta esto: