¿Contaminación: Norma Emergente o Carbon Tax?

La contaminación atmosférica repuntó en CDMX y Zona Metropolitana después de 20 años de ausencia de políticas consecuentes. Se duplicó el parque vehicular, aumentó en 50% el consumo de combustibles, se construyeron autopistas urbanas (generadoras de Tráfico Inducido) y se abandonó al transporte público, que redujo su participación en la estructura modal de viajes a favor del auto privado.  Ahora, el Gobierno Federal, a través de SEMARNAT toma el control ante el vacío dejado por los gobiernos locales, y publica y vigila (a través de PROFEPA)  la aplicación de una nueva normatividad (Norma Emergente 167 – NE167) para regular las emisiones de los vehículos en circulación; misma que a partir de enero se convertirá en Norma Oficial Mexicana. No perdamos de vista que en todas las grandes zonas metropolitanas del mundo, la principal fuente de emisiones de precursores de ozono (y en muchos casos también de pequeñísimas y riesgosas partículas inhalables PM 2.5) son los vehículos automotores.

Las Normas Oficiales Mexicanas son instrumentos administrativos de regulación fundamentados  en  ley. Su alcance puede ser enorme, al promover y estructurar nuevos mercados e inhibir o inducir  tecnologías, al grado de generar consecuencias similares  a las de una ley aprobada por el Congreso (lo que abriría la puerta a controversias constitucionales). La NE167 es un instrumento de regulación de gran complejidad técnica, que en el fondo codifica la estructura  del mercado de vehículos automotores en México. Desde luego, fue expedida con la anuencia y participación de la industria automotriz, lo que explica la ausencia de impugnaciones pero también sus limitaciones. Tal vez en este momento y ante la contingencia, haya sido la única reacción posible desde una perspectiva de política ambiental centrada en regulaciones técnicas, no en instrumentos económicos.

La NE167 es un traje a la medida, cierto, más estrecho o estricto que la normatividad antes vigente específica para vehículos en circulación. Los límites máximos permisibles de emisión ahora están referidos a la Norma Oficial Mexicana de emisiones para vehículos nuevos, medidos en gramos por kilómetro de cada contaminante a través de un factor de proporcionalidad, algo que es un avance importante.

Se aplica a los vehículos de acuerdo a su peso, combustible, edad, durabilidad, y  tecnología. Todos podrán cumplirla: autos compactos y eficientes y monstruosas  camionetas; vehículos nuevos, viejos y no tan viejos; y camiones de todo tipo. La norma emergente es pragmática; reconoce una realidad, se ajusta ella y no trata de cambiarla. Su propósito en el fondo es mejorar el desempeño y acelerar la renovación del parque vehicular sin alterar su composición.

La NE167 incluye tablas de emisiones máximas permisibles por contaminante, discriminando vehículos por peso, edad, tecnología y combustible. Establece especificaciones para  diferentes métodos de prueba de emisiones (OBD, dinamómetro, estática, opacidad), y sobre operación, sistemas de cómputo y equipamiento de los centros de verificación; especificaciones de los hologramas; autenticidad y trazabilidad de constancias de verificación; vigilancia; y, procedimientos de vigilancia a través de detección remota e identificación de vehículos ostensiblemente contaminantes.

Aunque tendrá efectos ambientales favorables, preocupa que la NE167 legitime  camionetas monstruosas al prodigarles  límites de emisión ad-hoc que son dos y hasta casi tres veces mayores que las de los autos eficientes que ofrecen el mismo servicio de movilidad urbana.  La NE167 no contribuye así a la restructuración del parque vehicular, ni a la eficiencia energética, ni a la  reducción de Gases de Efecto Invernadero, pero conlleva una complicada arquitectura técnica y administrativa, de infraestructura y equipamiento, y costos económicos muy considerables.

Sería infinitamente más sencillo, transparente, eficiente, integral, comprensivo y equitativo un Carbon Tax relevante a los combustibles, que además  lograría simultáneamente objetivos ambientales, climáticos, de transporte y movilidad,  y de sustentabilidad urbana.

https://www.facebook.com/GabrielQuadri/?fref=ts

http://eleconomista.com.mx/columnas/columna-especial-empresas/2016/06/09/contaminacion-norma-emergente-o-carbon-tax

 

No hay comentarios

Agregar comentario

A %d blogueros les gusta esto: