Defensa de los Organismos Genéticamente Modificados

El mundo tendrá hacia la mitad del siglo 9,500 millones de habitantes humanos (y más de 11,000 millones en el año 2100). Ello duplicará la demanda de alimentos y fibras vegetales. La biotecnología a través de la modificación genética es la única forma de satisfacerla sin devastar hábitat, destruir prácticamente todos los bosques tropicales, exterminar la biodiversidad, agotar recursos hídricos, y envenenar a niveles letales aguas y suelos con plaguicidas y fertilizantes. La pobreza en zonas rurales sólo puede combatirse elevando significativamente la productividad por hectárea y reduciendo los costos de los insumos para cultivos básicos. La adaptación al cambio climático  exige plantas resistentes a sequías, plagas y salinización; mientras que la salud de cientos de millones de personas depende de hacer disponibles nuevos nutrientes en alimentos tradicionales. Todo ello es imposible de lograr sin la modificación genética de productos agrícolas, sea a través de las técnicas transgénicas (transferencia de genes entre especies) o de la nueva tecnología de edición genómica (modificación del propio genoma de la planta, como el método CRISPR – acrónimo cuyo significado es críptico y comprensible sólo para especialistas). Por cierto, la tecnología CRISPR ofrece ventajas de mayor precisión, regulación menos onerosa, tiempo más corto de desarrollo y menor costo, sobre los OGM transgénicos.

Por todo ello, recientemente 110 Premios Nobel  urgieron en  carta pública a promover el desarrollo de la biotecnología a través de Organismos Genéticamente Modificados (OGM), y a cesar  campañas de oposición y miedo que tienen esencialmente motivaciones ideológicas y mediáticas, y que se encubren con argumentos ambientales falaces. Como lo señalan los Nobel en su misiva, hay una evidencia científica abrumadora sobre la absoluta seguridad de los OGM para la salud humana y para el medio ambiente.

Los OGM juegan un papel primordial en el aumento en la productividad por hectárea (22% en promedio). Gracias a los OGM la producción agrícola ha aumentado en más de 500 millones de toneladas anuales sin la expansión de la superficie cultivada, lo que  ha evitado en los últimos 20 años la deforestación de más de 150 millones de hectáreas, especialmente en los ecosistemas tropicales. En general, los OGM han constreñido la huella ecológica de la agricultura (la actividad económica con mayores impactos ambientales) en materia de agroquímicos (reducción de 37%), gases de efecto invernadero, y conservación de recursos hídricos (la agricultura consume el 70% del agua utilizada por la humanidad). También han permitido reducir  significativamente costos de producción gracias a menores cantidades de insumos (arado, plaguicidas, agua y trabajo humano), mejorando los ingresos netos (en 68% en promedio) y aliviando la pobreza de millones de agricultores.

Ciertamente, hay problemas, por ejemplo, en el caso de modificaciones genéticas orientadas a que las plantas generen sus propias capacidades insecticidas (Bt) contra diversas plagas, o tolerancia a herbicidas (Gifosato). Ahí surgen problemas de resistencia por razones  de selección natural (al igual que con los antibióticos y las bacterias).  Sin embargo hay distintas técnicas para mitigarlos (plantación de refugios con variedades sin modificación genética,  manejo integral de plagas, rasgos genéticos de actuación múltiple).

El verdadero problema ambiental con la agricultura es la deforestación, como ocurre hoy en las selvas de Yucatán por la expansión de cultivos de soya (desde luego no, el que sea soya transgénica), sobre lo cual SAGARPA debe rendir cuentas a la sociedad. El gobierno mexicano y el Poder Judicial no deben permitir que imperen la ignorancia e ideologías reaccionarias, ni la manipulación política y mediática. Es preciso en México adaptar la regulación de los OGM para hacer más expedito el desarrollo tecnológico (en Chapingo, INIFAP y otras instituciones de investigación),  y adoptar en forma eficiente y  sostenible la biotecnología en la agricultura.

https://www.facebook.com/GabrielQuadri/?fref=ts

http://eleconomista.com.mx/columnas/columna-especial-empresas/2016/07/28/defensa-organismos-geneticamente-modificados

No hay comentarios

Agregar comentario

A %d blogueros les gusta esto: